56% de los mexicanos se fija en el empaque antes de adquirir un producto

¿En algún momento has pensado en cambiar tu empaque por algo más llamativo? Si la respuesta es sí, entonces sabes que es algo costoso y que lleva tiempo. En el presente artículo encontrarás algunos puntos que se deben tomar en cuenta.

Recientemente, la empresa especializada en investigaciones de mercado (Nielsen) dio a conocer los resultados de un estudio realizado en el sector del retail.

Dicha investigación tuvo por objetivo conocer el grado de influencia que tiene el empaque en la decisión de compra.  

Estos son algunos de los principales hallazgos:

 A nivel mundial: el 65% de los consumidores toman en cuenta el diseño del envase/empaque de los productos al momento de comprar.

En México, 56% de los consumidores realiza una compra cuando ve un nuevo diseño que llama su atención.

¿Resulta exitoso un empaque llamativo?

Para que un producto tenga éxito se consideran muchos elementos, entre ellos está el envase o empaque.

Parte de los resultados arrojados en este estudio destacan que cuando se lanza un producto en un empaque con un diseño fuera de lo común, las primeras ventas suelen ser altas, sin embargo, no siempre hay recompra, esto debido a que la experiencia del usuario no fue la mejor, por lo que el consumidor no lo volverá a adquirir.  

Hablando de empaques innovadores, el estudio señala que, una vez realizada la compra, el 50% de los usuarios no se siente satisfecho con el producto. Esta es una de las razones por las que muchos productos fracasan.

Consejos para destacar en el anaquel

Sin embargo, no siempre la innovación consiste en diseñar un empaque fuera de lo común que requiera de nueva maquinaria y nuevos procesos.

En el caso de los productos en envase de cartón Pure-Pak se pueden realizar algunos de los siguientes puntos:

  • Pide a tu área de marketing que trabaje en una propuesta de rediseño del envase actual.
  • Fíjate dentro de tu ramo, los elementos más comunes que utiliza la competencia y procura no repetirlos.
  • Acércate a los consumidores finales y pregúntales qué es lo que más les gusta de tu producto, esta información la puedes integrar en el diseño del envase.
  • Haz cambios sutiles que no generen mucho costo, tales como modificar el color de tapa o cambio en la presentación (si tienes una bebida de 1 litro, puedes lanzar al mercado una de 500 ml).